MOBILIARIO

Se incluye todo tipo de mobiliario, incluido el litúrgico, en cuanto destacables por las cualidades artísticas de su manufactura, o por su valor histórico. 

20210903_092821-removebg-preview (2).jpg

 

SILLÓN con respaldo tallado

Siglo XX comienzos

El "sillón" es un asiento individual con respaldo y apoyabrazos. Se diferencia de la "silla", que no tiene apoyabrazos, y del "taburete", que no tiene tampoco respaldo. 

La pieza es un sillón en madera de ébano, con patas delanteras talladas en forma de garra de león, apoyabrazos con terminación en volutas descendentes en espiral, y amplio respaldo tallado y calado con motivo en forma de dragón alado. El asiento está tapizado en pana color marrón. Perteneció al mobiliario del antiguo palacio episcopal de Paraná.

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/5

ORATORIO DEVOCIONAL

s. XIX

Mueble en forma de reclinatorio con compartimientos para el guardado de libros y otros elementos de devoción, fabricado en madera con aplicaciones de placas metálicas decoradas con escenas en altorrelieve.

 

El mueble se estructura en dos partes: una inferior que forma propiamente la parte de reclinatorio, y una superior con un compartimiento cerrado con dos pequeñas puertas de batientes en arco apuntado, decoradas con escenas evangélicas sobre placas de metal. El mueble remata con la figura en bronce de un ángel con brazos cruzados sobre el pecho. El mueble pertenece al oratorio  del antiguo Palacio episcopal.

20210914_110050-removebg-preview.png

Importante respaldo de sofá de nogal con querubines sosteniendo un emblema decorado con volutas en relieve. Este tipo de ornamentación es frecuente en distintas artes como arquitectura, escultura, pintura, ebanistería, orfebrería, etc. Cada una de las figuras que sostienen el emblema o escudo central, recibe el nombre de "tenante". Su uso es muy frecuente en heráldica. Las guirnaldas de follaje a derecha e izquierda del emblema son otro recurso ornamental propio del arte clásico y renacentista. Se trata de una pieza de finales del siglo XIX y las figuras de los querubines tienen una dimensión de 30 cm. de largo por 25 de altura. 

20210914_110200_-_copia-removebg-preview.png
20210914_110217-removebg-preview (2).jpg

Detalle de respaldos de sofá con MASCARONES. En arquitectura y en el arte decorativo se llama así a los ROSTROS de piedra o de otra materia, que se colocan en el centro de una composición ornamental y que pueden tener carácter serio o grotesco. Muy utilizados como ornamento arquitectónico en las fachadas  y mobiliario durante los siglos XVII y XVIII. En este caso se trata de un mueble del siglo XIX. 

DETALLE BOISERIE

SALÓN COMEDOR DEL PALACIO EPISCOPAL

S. XIX

Se conoce con el nombre de Boiserie a los paneles de madera utilizados para revestir la totalidad o parte de las paredes de una sala. El antiguo salón comedor del Palacio episcopal de Paraná presenta un revestimiento de Boiserie de altísima calidad, no solo por las molduras de riquísima factura, sino por la decoración policromada de la madera, con un rico repertorio de figuras alegóricas. Presentamos el detalle de uno de los paneles que representa el fugaz paso de la vida a través de la conocida locución latina "TEMPUS FUGIT" utilizada desde época clásica como "memento mori" (recuerdo de la muerte). El veloz y silencioso paso del tiempo nos aproxima al final y tenerlo presente fue siempre entendido, tanto en ámbito cristiano como profano, como condición para vivir con sabiduría nuestros días sobre esta tierra. El mensaje alegórico incluye: el rostro apesadumbrado de un anciano ensimismado en su pensamiento; las alas de murciélago evocando el vuelo silencioso de los años; la brevedad de cada jornada representada por su comienzo (sol naciente) y su final (cielo estrellado); bajo la barba del anciano asoma el reloj que marca el pasar del tiempo, y la locución TEMPUS FUGIT (el tiempo vuela).