Ornamentos litúrgicos

La palabra hace referencia a los "ornamentos litúrgicos", es decir, las vestiduras que los ministros sagrados utilizan en las celebraciones sacramentales. Su variedad y sobre todo su riqueza ornamental las convierten en muchos casos, en verdaderas obras del arte del tejido y el bordado. Especial atención merece la lectura de los motivos religiosos y simbólicos elegidos en cada caso, que a menudo hace de cada pieza un compendio de doctrina bíblica y teológica.

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/4

CAPA PLUVIAL 

Siglo XIX

Capa larga de ceremonia, abierta en la parte delantera, generalmente de forma semicircular, usada durante las Misas pontificales, procesiones y otras ceremonias solemnes. Puede vestirla todo el clero. Originalmente, para las procesiones, los clérigos usaban una amplia capa con una capucha para protegerse la cabeza si empezaba a llover; por ese motivo, se le llamó “pluvial”. Se cierra con un broche provisto de gancho o con dos corchetes metálicos. A veces puede estar bordada por delante con un galón decorado.

En este caso, se trata de una capa en terciopelo de seda color granate, decorada con bordado de hilos de oro, y decoración con motivos de sarmientos, hojas y racimos de vid,  flores y espigas de trigo. La simbología claramente eucarística, permite suponer que estaba reservada para procesiones solemnes con el Santísimo Sacramento.

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/2

CASULLA

Primera mitad siglo XX

La "casulla" es una vestidura litúrgica abierta a los costados, que se pone por la cabeza, usada por los sacerdotes para celebrar la Misa. Según la época podía cubrir, o casi cubrir, los brazos, estar o o no forrada; generalmente está adornada con listones verticales, a los que pueden sumarse a veces otros horizontales diagonales en forma cruz; a menudo se la ornamenta también con motivos alusivos al misterio eucarístico. Su color varía según el tiempo litúrgico o las festividades que se celebran.

En este caso, se trata de una casulla de color rojo (usado para celebrar el misterio de la Pasión del Señor, la fiesta de Pentecostés y las confirmaciones, o el martirio de los santos) de corte vertical desde los hombros y que no cubre los brazos; una variante de este tipo de casullas es la que suele llamarse "en forma de guitarra" que tiene la particularidad de caer por la parte frontal en forma de "S". 

El listón vertical presenta un sencillo pero cuidadoso bordado de uvas y ramas de vid entrelazadas, en alusión al vino eucarístico y a la sangre  preciosa del Señor.

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/3

CASULLA

Primera mitad siglo XX

Casulla de color rojo con un motivo bordado de cruz enmarcada en listones dorados y al centro el Espíritu Santo en forma de paloma. Las casullas de color rojo se visten - además de las ocasiones en que se celebra la Pasión o el martirio - para las Misas votivas del Espíritu Santo y la celebración del sacramento de la Confirmación.

La Confirmación es el segundo de los sacramentos de la Iniciación cristiana (Bautismo - Confirmación - Eucaristía) y momento de una particular efusión del Espíritu Santo sobre aquel que lo recibe. De allí que la "paloma" descendiendo exprese simbólicamente ese misterio. 

El color rojo evoca, además de la sangre, el color del fuego, que es otro de los signos sensibles asociados a la manifestación de la Segunda Persona de la Trinidad, tal como ocurrió históricamente el día de pentecostés: "Vieron aparecer unas lenguas como de fuego, que descendieron por separado sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo" (Hch 2, 1-11).